Escandinavia, entre fiordos y glaciares

Recuerdos que perduran: el primer contacto con los fiordos, el Lysefjord.
escandinavia
En este fiordo es imprescindible subir al Preikestolen. Se trata de una excursión muy conocida que en dos horas te lleva al Púlpito, un saliente de piedra que brinda unas vistas impresionantes del fiordo. Quizá menos conocido, pero para mí más espectacular es el final de ese fiordo, la población de Lysebotn. Desde aquí tienes la oportunidad de subir al Kjerag, un bloque de granito encajado entre dos paredes a 1.000 metros sobre el fiordo.
Continue reading