La Mallorca de Rafa

Una de las peculiaridades de Mallorca es que ofrece un contraste bastante curioso entre el norte y el sur. En el norte está la Sierra de Tramuntana que es patrimonio de la humanidad de la UNESCO.

Allí las playas son la culminación de los acantilados que acaban en el mar, que tiene unos colores turquesas espectaculares. Hay gente que puede decir que las playas no tienen arena y que por eso no les gustan, pero yo creo que eso también las hace especiales y bonitas.

 

Si vamos geográficamente, DE NOROESTE A NORTE, las mejores playas son: Dragonera, un islote precioso, Cala Estellenchs, Cala Banyalbufar, Cala Tuent y Cala Figuera. Todas ellas son calas vírgenes sin ningún tipo de construcción.

A partir del cabo de Formentor la orografía cambia y progresivamente las playas se van convirtiendo en playas de más arena.

Destacan la playa de Formentor, la playa de Alcudia y de Pollença que es muy típica para los amantes del Kite Surf y del Windsurf. También la playa d’Alcanada, justo delante del golf d’Alcanada que es uno de los mejores de la isla, si no el mejor, sobre todo por las vistas tan espectaculares que ofrece, y también la playa de Cala los Camps, na Clara, playa de Cala Mesquida, y Cala Agulla.

DE NORESTE A SUR. Ésta es mi zona y la que más frecuentamos tanto yo como mis amigos. Se caracterizan por ser calas de roca caliza que producen impresionantes arenales de arena blanca.

Los municipios de Manacor, Santanyi y Campos son los que cuentan con las mejores

playas. La mayoría de ellas son playas vírgenes, como las que vamos más a menudo (cala Varques, cala Bota, cala Pilota, cala Virgili).

Son ideales porque hay muy poca gente, ya que el acceso por tierra es dificilísimo, normalmente a través de fincas privadas, donde sólo unos pocos conocen el sendero para llegar.

Hacia el sur, tenemos las playas más famosas de Mallorca. Es Trenc o Es Cargol. Necesitas al menos 35 minutos desde el faro de Cap Salinas para poder llegar.

En Mallorca tenemos el Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera formado por un islote más grande y otras pequeñas islitas mucho más pequeñas.

Es una visita obligada para los amantes de la naturaleza. Es fantástico para practicar submarinismo o simplemente para conocer sus maravillosas calas y pegarse un buen chapuzón.

Avanzando hacia el noroeste encontramos Palma con su espectacular bahía. No os perdáis el paseo desde el Portitxol hasta el Paseo Marítimo al atardecer. No os arrepentiréis.

Al avanzar hacia el noroeste, nos encontramos con Santa Ponça, Peguera, Camp de Mar; donde vemos otro tipo de playas, más familiares y más turísticas caracterizadas por su seguridad y su facilidad de acceso.

Como podéis imaginar hoy en día paso poco tiempo en Mallorca durante el verano, dado que siempre suelo estar compitiendo en Estados Unidos.

Sólo en el mes de julio suelo pasar, después de Wimbledon, algo de tiempo en Mallorca. Este año, que en principio solamente iba a estar un par de semanas, al final pasaré más tiempo al no poder competir en las olimpiadas. No sé si tendré tiempo para ver más sitios de los que suelo hacer en estas fechas.

Con mi casa en Porto Cristo, lo que solemos hacer es ir a las calas vírgenes que quedan cerca. Normalmente con lancha o moto de agua ya que los mallorquines solemos tener siempre algo para movernos así.

La otra opción que solemos hacer a menudo es montar un partidito de futbol playa en las playas de Sa Coma o de Cala Romántica. Cada año jugamos un torneo de futbol playa en Cala Romántica… ¡Aunque nunca lo hemos ganado! No creo que pueda tampoco este año ¡Pero alguna vez me gustaría ganarlo!

A la costa norte vamos menos ya que me está más lejos, aunque cuando nos vamos una semana con el barco, nos gusta parar ahí por lo impresionante del sitio, especialmente si hay buena mar.

Guía de Mallorca, Rafa Nadal (Descarga PDF)

Reserva aquí tu viaje a Mallorca

Reserva aquí tu vuelo a Mallorca

Reserva aquí tu hotel en Mallorca