Barceló NY Marathon: Llegada a la meta

Nueva York no se acaba nunca. Jamás. Es una ciudad imantada ante la que resulta imposible no sentirse atraído, impresionado y, sobre todo, vivo. Su electricidad contagia a todo el que acoge, sea residente o viajero. Soy consciente de que, como siempre, tendré nostalgia durante días de este buzz neoyorquino que me acompaña y que me estimula.  Continue reading